Technology

Retos del futuro despliegue 5G

Roberto Sánchez, director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información en Ministerio de Economía y Empresa, fue el encargado de desgranar la hoja de ruta del Plan Nacional 5G que estima unos beneficios para 2025 de más de 14.600 millones de euros en la economía española gracias a su aplicación en sectores como la industria y el transporte. “El 5G es para España una enorme oportunidad no sólo para el sector de las telecomunicaciones, sino para todo el conjunto de nuestra economía; es nuestro safety car para retomar posiciones de cabeza en cuanto a desarrollo industrial en Europa”, afirmó Sánchez.

El director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información puso de manifiesto que España cuenta con el actual despliegue de fibra óptica como una ventaja competitiva importante para el futuro despliegue del 5G con respecto al resto de países europeos. “El 5G en España puede ser más fácil de desplegar gracias a que contamos con la red de fibra óptica más extensa de toda Europa”, concluyó.

Roberto Viola, director general de la Agencia para el Mercado Único Digital de la Comisión Europea, compartió con los asistentes el objetivo de la UE de mantener la posición de liderazgo de Europa en el sector de las telecomunicaciones logrando que en 2025 todas las ciudades del continente, de una forma progresiva, puedan disfrutar de las posibilidades y servicios que aportará el 5G.

“Estamos ante un cambio de escenario en el que la palabra clave es la cooperación. El coche autónomo, por ejemplo, no se podrá entender sin que el sector de las telecomunicaciones y de la automoción cooperen y sin que los organismos públicos potencien nuevas inversiones y modelos de colaboración”, explicó Viola.

Normativa y tecnología, retos aún por superar

La jornada continuó con una mesa redonda moderada por el periodista Alfonso Merlos, que abordó cuáles son los retos tecnológicos y normativos que aún deben solventarse antes de la comercialización masiva del 5G.

Los componentes de la mesa, Enrique Medina, Chief Policy Officer de Telefónica; Manuel Sánchez, director de planificación de red de Orange España; Matías González, director de Regulación de Vodafone España; y Albert Cuatrecasas, director general de Cellnex España, coincidieron en la incertidumbre que todavía existe a nivel regulatorio, tecnológico y de equipamientos como para acelerar la implantación masiva del 5G.

Enrique Medina confirmó que los reguladores no están preparados para una instalación intensiva de células con equipamiento de red. “Los operadores en España hemos dado un ejemplo de cooperación en el despliegue de la red de fibra óptica, pero las inversiones que requiere la evolución al 5G deben estar acompañadas de un estándar, una regulación clara y unos equipamientos preparados para ello; por ejemplo, el primer móvil preparado para usar 5G no llegará hasta el segundo semestre de 2019”, comentó Enrique Medina.

“El nuevo escenario de las Telecomunicaciones en Europa ante la llegada del 5G”, organizada por Verne Group.

Manuel Sánchez invitó a la Administración Pública a actuar como acelerador de esta nueva tecnología y confirmó que el 2019 será un año en el que los operadores desarrollarán nuevos proyectos piloto al calor del Plan Nacional del 5G. “La clave está en simplificar una realidad normativa, que hoy es radicalmente distinta en cada ayuntamiento, y en lograr conectar nuestro sector y la industria europea para que nos demanden esa tecnología, algo que todavía no está pasando”, subrayó Manuel Sánchez.

Matías González hizo hincapié en que las oportunidades de negocio del 5G son hoy todavía teóricas, pero que existe un consenso claro en que es la primera tecnología que se adapta a los usuarios y que sus capacidades abren la puerta a nuevas aplicaciones en varios sectores. “Estamos aún lejos de una solución que se pueda comercializar de forma masiva porque todas las pruebas requieren en estos momentos desarrollos propios, pero vislumbramos un futuro importante en la medicina, la automoción y la agricultura”, puntualizó Matías González.

Albert Cuatrecasas habló de los conceptos de mutualizar, racionalizar y compartir infraestructuras para reducir los costes de inversión de los operadores. “Ejemplos como los que hemos desarrollado en el Wanda Metropolitano o en la ciudad de Barcelona son proyectos que demuestran que gracias a la colaboración de todos es posible avanzar hacia el 5G, ahora bien, necesitamos que la regulación sea armonizada y catalizadora de inversiones”, dijo Albert Cuatrecasas.

Homenaje a la familia Cecchin

El embajador de Italia en España, Stefano Sannino, fue el encargado de clausurar esta jornada homenajeando la labor de la familia Cecchin, vinculada durante más de cuatro décadas al sector de las telecomunicaciones en España y a Verne Group, actualmente una de las empresas de referencia en el sector a nivel nacional y con proyectos internacionales en Marruecos y Alemania.

El presidente de Verne, Guglielmo Cecchin, agradeció “haber sido testigo del desarrollo de las telecomunicaciones en España y de cómo eso ha ayudado a la modernización de su economía, su sociedad y su modo de vida”. Por su parte, el CEO de Verne Group, Gianni Cecchin, hizo extensivo ese agradecimiento a todos los agentes privados y públicos del sector de las telecomunicaciones. “Es un orgullo pertenecer a un sector que genera progreso, riqueza y empleo. Un sector que invierte cada año una media de cerca de 5.000 millones de euros y que emplea a unas 60.000 personas”, aseveró Gianni Cecchin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *