Technology

Finalmente, Amazon anuncia las dos ciudades elegidas para sus nuevas oficinas

Publicado el

Después de haberlo anunciado hace 14 meses, Amazon al fin ha dado a conocer que sus nuevas dos sedes estarán situadas en la ciudad Crystal City, un vecindario suburbano al sur de Washington, DC., en Arlington, Virginia, y en Long Island City, en Queens, Nueva York.

La compañía planea invertir 5 mil millones de dólares para desarrollar sus dos nuevas oficinas en las capitales financieras y políticas de Estados Unidos. En cada una, dará trabajo a 25 mil personas. Adicionalmente, Nashville, Tennessee, será el hogar de su nuevo Centro de Excelencia de Operaciones, donde brindará otros 5.000 empleos corporativos.

“Estos dos lugares nos permitirán atraer talento de clase mundial que nos ayudará a seguir inventando para los clientes durante los próximos años”, dijo el fundador y presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, en un comunicado de prensa de la compañía.

El proceso ha sido un periplo bastante criticado. En septiembre del 2017, el gigante de e-commerce solicitó a los gobiernos y alcaldías estadounidenses que le enviaran propuestas para construir su segunda sede de oficinas generales. 238 ciudades, estados y provincias de Estados Unidos, Canadá y México respondieron a la convocatoria.

Fue así que, en enero del 2018, Amazon informó que había seleccionado 20 ciudades como finalistas: Atlanta, Austin, Boston, Chicago, Columbus, Dallas, Denver, Filadelfia, Indianápolis, Los Ángeles, Miami, el condado de Montgomery, Nashville, Newark, Nueva York, Pittsburgh, Raleigh, Toronto, Virginia del Norte y Washington D.C.

Sin embargo, hasta principios de noviembre, la empresa de comercio electrónico reveló que elegiría dos y no una ciudad para albergar sus nuevas sedes. La incógnita sobre la selección de Amazon llevó a un cercano seguimiento de los pasos de Bezos, rastreando incluso las trayectorias de sus vuelos para saber las ciudades que más frecuentaba para así intentar adivinar la elección, como llegó a informar The Guardian.

Otro de los efectos en cadena que desencadenó recientemente fue una demanda inmobiliaria en el vecindario de Queens. De acuerdo con The Wall Street Journal, desde que el interés de Amazon en esta zona se dio a conocer hace una semana, los corredores han estado vendiendo propiedades a través de mensajes de texto incluso sin ser vistas. En su momento, también provocó un auge económico en Seattle, donde alberga sus oficinas principales.

La larga toma de decisión ha sido criticada por varios motivos. ¿Realmente necesitaba Amazon 14 meses para elegir la capital financiera y, literalmente, la capital de Estados Unidos? Bezos tiene una casa en Washington D.C. y es propietario del diario The Washington Post.

Por otro lado, el también dueño de Amazon, la tercera empresa mejor valuada, después de Apple y Microsoft y que tiene más de 540 mil empleados en todo el mundo, se encuentra entre los 500 hombres más ricos del mundo. De hecho, empezó el 2018 siendo considerado el más rico de los Estados Unidos, con una fortuna estimada de más de 100 mil millones de dólares, según Bloomberg.

Con todo esto en mente, ¿es en serio que un hombre con todos los recursos que dispone Bezos necesitó todo este tiempo para tomar una decisión tan obvia o será que llamar la atención era parte de la estrategia? Por supuesto, los incentivos fiscales habrán tenido algún papel que jugar, pues la empresa podrá obtener más de 2 mil millones de dólares en créditos e incentivos fiscales es incluso podría llegar a solicitar más.

Más artículos de Economía y Empresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *