Technology

Colgaba dibujos en Tumblr y ahora es una de las viñetistas más exitosas: la historia de Sarah Andersen

Publicado el

Colgaba dibujos en Tumblr y ahora es una de las viñetistas más exitosas: la historia de Sarah Andersen

El sol pegaba fuerte en la Plaça Nova de Barcelona, pero la aglomeración de gente dejaba claro que la gente quería aguantar el calor para una de las charlas más prometedoras que había programada en el evento. En esa charla participaba Sarah Andersen, creadora del cómic llamado Sarah’s Scribbles. Puede que por el nombre no te suene nada, pero seguro que lo reconoces en cuanto veas sus dibujos.

Sarah es el ejemplo perfecto de una nueva generación de artistas que han visto cómo la audiencia tradicional se ha visto superada por la digital. Eso tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes que incluso pueden llegar a afectar a los autores y creadores de contenidos. Sarah explicó todo lo vivido personalmente con este fenómeno en pleno centro de Barcelona.

De usar Paint fruto del aburrimiento a publicar tres libros de éxito

Cola Fans Sarah Andersen Barcelona La cola de seguidores que surge en cada aparición pública de Sarah Andersen no es precisamente pequeña.

Sarah Andersen ha estado dibujando desde que era una niña en Nueva York, le vino como algo natural. Desde Things in Squares dice que a la que dibujó tres o cuatro cosas supo enseguida que algo había ahí. Y según comenta en otra entrevista de The College Juice, los dibujos le permitían reírse de la experiencia de estar en el instituto y fue una buena vía para que los amigos que hizo con esos dibujos también se rieran.

Sin embargo, no fue hasta su segundo año en la universidad que abrió Paint mientras se aburría en el trabajo y se puso a dibujar las tiras de Sarah’s Scribbles (inicialmente llamadas Doodle Time). Se publicaron por primera vez en Tumblr en 2011, y fueron ganando tracción a medida que otras webs se iban haciendo eco de ellas. La primera tira que se hizo viral en las redes es “Waking Up“, en la que simplemente sale ella no queriendo salir de la cama porque eso significaría hacer cosas de adultos.

Esa viralidad la catapultó cada vez más con el tiempo, acelerando esa popularidad hasta alcanzar la que tiene ahora mismo. La decisión de publicar un libro fue tan fácil como acertada: el primero de su colección llegó a ser el quinto más vendido en Amazon dentro de la categoria de novelas gráficas de mujeres contemporáneas. Tambien llegó al puesto 69 en los más vendidos de tiras cómicas y al puesto 260 en la categoría de Sátira.

Sarah utilizaba sus dibujos para reírse de su periplo en el instituto y hacer que sus compañeros también se rieran

A día de hoy, las tiras de Sarah’s Scribbles son tremendamente conocidas. No hay forma de saber la cantidad de seguidores de su Tumblr, pero la cuenta oficial de Instagram tiene ya 2,6 millones de seguidores. Hay incluso una página de Facebook que traduce al español todas las tiras a medida que van saliendo. Otra web no oficial pero sí autorizada hace lo mismo con el idioma ruso.

Una de las claves de la fama de Andersen es la cantidad de personas que se sienten identificadas con sus cómics. Sus tiras, que reflejan la inseguridad de asumir una vida adulta llena de responsabilidades, no dejan de provocar que los lectores digan las frases clásicas: “Esto me ha pasado a mí miles de veces“, o “Esto siempre se me pasa por la cabeza“. Dos fans que esperan en la cola de firmas de Sarah lo expresan así:

Sarah consigue representar desde un punto de vista cómico a un colectivo bastante ignorado. A través del humor consigue que se entienda todo por lo que los introvertidos y a los que sufren ansiedad pasan.

Es muy sencillo sentirse identificada y decir: “¡ésta soy yo!” en cada cómic. Adivina las cosas que tienes en la cabeza, tus idas de olla y demás.

¿Cómo consigue Sarah lograr este efecto siempre? La propia autora describe su método desde el evento en Barcelona: lo primero que hace es escribir una frase sobre la viñeta que quiere dibujar. Luego, alrededor de esa frase, crea una tira cómica que se basa en ella. Un ejemplo que nos da es la frase “como siempre la rabia acaba volviendo“, que acabó relacionando con el dibujo de un boomerang por ser una herramienta que también lanzas y vuelve:

La interacción de la tecnología en los cómics de Sarah aparece de vez en cuando, como puedes ver en el ejemplo de justo abajo donde se hace humor a raíz de la risa inquietante que Alexa hizo durante unos días. También ha mencionado la posibilidad de que estemos en un mundo virtual a lo matrix (algo que la física teórica ha sabido desmentir) y las fake news que nos inundaron en 2017.

Sarah Amazon

De todos modos Sarah afirma que se considera simplemente una ilustradora, y para ella contar una historia e ilustrarla son dos cosas muy diferentes. Añade que lo que hace con sus viñetas es intentar expresar sus sentimientos, y aunque en bastantes ocasiones refleje cosas que le pasan en su vida diaria no califica Sarah’s Scribbles como un diario. Puede que lo que dibuje no le haya pasado en la realidad, pero sí que ha experimentado lo que transmite el dibujo.

Con esta fórmula, Sarah ha llegado a publicar lo que de momento son tres libros. Y se nota una evolución de su trabajo: el primer libro, Adulthood is a Myth, es una recopilación de sus tiras sobre la inmadurez desde un punto de vista positivo. Y aunque las tiras siempre han hablado de ella, el libro más reciente aborda temas más profundos como el impacto que internet tiene en la creatividad y la difusión del trabajo de un artista.

Los artistas VS el internet actual

Sarah Fans

Sarah Andersen aprovechó el panel de la feria barcelonesa del libro para hablar precisamente de este tema, que cada vez afecta a más creadores: el acoso que sufren incluso de sus propios seguidores. Habló de cómo han cambiado las cosas en cuestión de pocos años, de tener que esperar meses hasta recibir las opiniones de la gente hasta hacerlo de forna inmediata y masiva.

Y como es un fenómeno relativamente nuevo, aún no hemos reaccionado adecuadamente a todo el bullying que puedes sufrir cuando publicas tu material online. Para Sarah es muy importante protegerse de este tipo de acoso antes de que te llegue a afectar mentalmente. En su libro más reciente nos cuenta cómo sus aventuras en internet empezaron en salas de pintura online, donde podía dibujar y compartir su trabajo con otros aficionados. Sarah compara esa época a “cuando vas a una fiesta que está justo en el sitio donde quieres estar y en ella está la gente que quieres que esté“.

“Internet empieza a mostrarse ahora tal y como es en realidad”

¿Qué ha pasado ahora? Pues que esa fiesta ahora “sólo consiste en una habitación ardiendo. Sarah opina que internet “empieza a mostrarse tal y como es en realidad“, con gente que se escuda en el anonimato para abusar del trolling y “causar el mayor daño posible y luego decir que era todo una broma“. Para ella internet no ha cambiado si no que “nunca había sido un buen lugar“. Su opinión es que siempre ha habido campañas de acoso en la red, pero antes no les prestábamos atención. Ahora que el problema es evidente sí que lo hacemos.

Hemos perdido la empatía frente a las pantallas“, sigue reflexionando Sarah en su último libro. Afirma que hemos aceptado el acoso online como algo normal hasta un punto bizarro e incluso inhumano. La autora explica en un hilo que eso casi la lleva a dejar de publicar tiras, pero al final combate todo ese pesimismo creando más contenido, confiando en su trabajo y creyendo que un cambio a mejor es posible.

En su caso particular, Sarah explica que también ha tenido su evolución particular. Antes se tomaba en serio todos los comentarios que recibía online en sus tiras, y ahora (también debido a su gran números) simplemente se fija en la idea general que dicen esos comentarios haciendo un “escaneo rápido” de ellos. Considera una mala idea “sumergirse” en lo que dice cada uno de ellos, ya que “la gente puede ser muy cruel” para una simple tira comica.

A nivel público, la autora neoyorquina se vio incapaz de participar en los primeros eventos públicos en los que le ofrecieron aparecer. Pero con el tiempo incluso disfruta en ellos, habiendo conseguido reducir los nervios que pasa. En la propia feria de Barcelona firmó ejemplares de libros de sus fans durante un buen rato.

También aprecia que aunque tenga muchos seguidores online, sigue pudiendo disfrutar del anonimato en la calle. Nadie sabe el aspecto que tiene Sarah, lo que la gente busca de ella es su trabajo y no su cara. Por lo tanto, puede pasear o comprar en las tiendas sin tener que lidiar con seguidores que la reconozcan.

Actualmente Sarah sigue publicando nuevas tiras regularmente, además de trabajar en las ilustraciones de otro proyecto. Para ella es otro paso más en su carrera, que le representa un reto por que se encuentra con deadlines que tiene que cumplir a rajatable.

Otros cómics similares

Webcomicname Una de las tiras de Webcomicname, que siempre acaba con el pobre protagonista diciendo “oh, no”

Sarah no es la única autora que ha conseguido el éxito a raíz de este estilo de cómics en los que mucha gente puede sentirse identificada, así que no está de más echar un vistazo a cómics de otros autores para comprobar que estamos ante un género y no la idea de una sola persona.

  • Webcomicname, con un estilo de dibujo que no podría ser más sencillo. Trata sobre cómo las situaciones que deberías poder dominar pueden convertirse en problemas.
  • Owlturd, también conocido como Shen Comix. Centrado en cómo el propio artista va tomando decisiones que forman parte del proceso que necesita tomar una persona cuando madura mentalmente. La mayoría son de humor, aunque en ocasiones pueden tomar un tono más serio. Sarah afirmó en el medio italiano Il Libraio que este es su webcómic favorito.
  • Heart and Brain, con literalmente un corazón y un cerebro como protagonistas. El cerebro lo calcula y planifica todo mientras que el corazón sigue sus impulsos. Toda una metáfora de lo que nos pasa a los humanos, con el cameo esporádico de algún otro órgano.
  • Cassandra, otro webcómic en la que ves cómo es el día a día de los pensamientos de la artista al más puro estilo de Andersen.

Imagen principal: Lucca Comics & Games

También te recomendamos

El secuestro de un libro en la era del ebook: el caso Fariña y lo que ha llegado a hacer Amazon con Kindle

¿CÓMO SERÁ EL VEHÍCULO ELÉCTRICO DEL MAÑANA?

'La Caída de Gondolin', de J.R.R. Tolkien, se publicará en 2018: Christopher Tolkien aún se guardaba un as en la manga


La noticia Colgaba dibujos en Tumblr y ahora es una de las viñetistas más exitosas: la historia de Sarah Andersen fue publicada originalmente en Xataka por Miguel López .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *