Technology

Demandan a Google por compensaciones a ejecutivos acusados ​​de acoso sexual

Publicado el

«Time’s up» (Se acabó el tiempo). James Martin, accionista de Alphabet, ha presentado una demanda este jueves en contra de la matriz de Google por supuestamente haber incumplido su deber con los accionistas al haber aprobado grandes paquetes de compensación de salida a ex ejecutivos después de haber determinado que había acusaciones creíbles de conducta sexual inapropiada en su contra, ha informado The Verge.

La querella busca que haya tres nuevos directores independientes para la junta directiva de Alphabet, así como dar fin a la estructura de votación de clase dual de las acciones. Ambas medidas disminuirían en gran medida el poder de los cofundadores Larry Page y Sergey Brin. También exige que los ejecutivos que recibieron dichos pagos los devuelvan a la empresa y busca compensación de otros daños financieros no especificados.

Esta ha sido la segunda demanda presentada por accionistas esta semana. El miércoles, dos fondos de pensiones presentaron una denuncia similar también en el Tribunal Superior de San Mateo, reportó el diario local San Francisco Chronicle.

En octubre pasado, el New York Times reveló que Google había otorgado un paquete de salida de 90 millones al ex jefe de Android, Andy Rubin, luego de que una empleada lo acusara de conducta sexual inapropiada. Según los abogados de la compañía, Google aceptó pagarle por temor a que, si lo despedían por una causa, él hubiera hecho pública información sobre otros ejecutivos de Google que han tenido relaciones con empleadas.

La misma publicación señalaba que Amit Singhal, uno de los vicepresidentes de la compañía en 2015 y quien llevaba las riendas el buscador de Google, también había recibido un paquete de salida de millones de dólares tras haber sido acusado de supuestamente manosear a una empleada estando ebrio. Ambos hombres han negado las acusaciones en su contra.

Este caso está basado en parte en varias páginas de las actas de las reuniones de la junta directiva en 2014 y 2016, en las que se discutieron los paquetes de salida de Rubin y Singhal. Dichas actas fueron eliminadas de la querella pública debido a un acuerdo de confidencialidad con Google. No obstante, un abogado del caso señaló que esperaba que las actas fueran reveladas por un juez.

«Le estamos diciendo a la junta de directores que es hora de que se pongan de pie y hagan lo que Google dice: ‘haz lo correcto’ [el lema de Alphabet]», dijo Louise Renne, una de las abogadas que presentó la demanda, en una conferencia de prensa hoy, según recoge The Verge, y agregó:

Ha habido pruebas sustanciales de acoso sexual en Google. Y, sin embargo, no ha habido el seguimiento adecuado. De hecho, todo lo contrario. Los perpetradores del acoso sexual han sido recompensados ​​generosamente, en un caso, con un pago de 90 millones. Y eso está simplemente mal.

Sundar Pichai, actual CEO de Google, ha reconocido el problema de acoso sexual dentro de la compañía. Según las políticas de prevención de acoso de la tecnológica, los acosadores deben ser expulsados. En los últimos dos años, 48 empleados han sido despedidos por este motivo, de los cuales 13 eran ejecutivos.

En noviembre, más de 20.000 empleados de Google marcharon en ciudades de todo el mundo en contra del acoso sexual. A raíz de la protesta, Google endureció sus políticas, dando fin al arbitraje obligatorio para resolver acusaciones de acoso sexual y discriminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *