Technology

De metal, sin aire o esféricos: ocho prototipos de neumáticos que prometen solucionar los pinchazos en los coches del futuro

Publicado el

De metal, sin aire o esféricos: ocho prototipos de neumáticos que prometen solucionar los pinchazos en los coches del futuro

Un pinchazo y adiós al viaje. Todo tiene solución (y sino decírselo a los rusos), pero lo ideal sería que los neumáticos de los coches fueran inmunes a estos problemas. Afortunadamente, fabricantes como Michelin, Continental o Goodyear ya están pensando en el futuro y desde hace unos años nos han ido anticipando en qué proyectos están trabajando.

Se trata de ideas, prototipos y conceptos. La mayoría de ellos no llegarán a construirse aunque todavía hay esperanza. Algunos servirán como base para otros neumáticos e incluso hay alguno para el que han prometido su lanzamiento comercial.

Siempre hablamos de coches autónomos, eléctricos y conectados, pero el mundo del motor y la carretera también está trabajando en los neumáticos. Aquí os dejamos con ocho proyectos, ocho prototipos con estilo futurista que llegan precisamente para reinventar la rueda.


De metal y sin aire

Neumatico Metal

Empezamos con uno de los proyectos más ambiciosos. La NASA presentó a finales de 2017 su neumático superelástico, sin aire, pensado para futuras misiones a Marte y fabricado en metal.

Está inspirada en las ruedas utilizadas durante las misiones Apollo y el principal cambio está en el uso de una malla compuesta de una aleación de titanio y níquel que cuenta con memoria de forma. Esto es, una gran elasticidad para deformarse. Además el neumático es capaz de soportar altas temperaturas y no necesitar aire para la cámara interna, ya que por dentro está hueca. Por el momento el coste de fabricación es demasiado elevado y lo hace inviable comercialmente.

El neumático esférico

Neumatico

El Eagle 360 fue uno de los primeros prototipos que la marca Goodyear nos mostró en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. Corría el año 2016, donde muchas marcas empezaron a imaginar cómo sería el neumático del futuro. Un año después, llegó el Eagle 360 Urban. Una evolución que mantenía la forma esférica pero donde se añadían dos ‘buzzwords’ muy de moda: inteligencia artificial y conectividad.

¿Qué pintan esas tecnologías en una rueda? La idea de Goodyear es colocar un ‘cerebro’ a su neumático esférico para que sea el propio neumático quien aprenda del terreno y «decida» cómo adaptarse a la conducción o el ambiente. El material del neumático sería flexible y capaz de contraerse y expandirse para variar su superficie en función de las zonas («hoyuelos» para mojado, plano para seco, etc.). En caso de sufrir un pinchazo, el neumático sería capaz de autorrepararse gracias al uso de sensores en la banda de rodadura capaces de detectar lo que ocurre.

Oxygene, la rueda que genera oxígeno

Musgo Neumatico

El segundo prototipo de Goodyear se presentó en el Salón de Ginebra de 2018 y es todavía más peculiar que el anterior. Se trata de un neumático revestido con musgo para generar, según el fabricante, oxígeno mientras circulamos. El objetivo no es solucionar los pinchazos ni mejorar la adaptación. Este neumático construido mediante impresión 3D utilizaría caucho reciclado, sería más liviano para absorber golpes pero su característica principal sería la habilidad de liberar oxígeno mientras circulamos y reducir el C02 del aire.

La idea es que el musgo del interior de las ruedas absorbería la humedad de la calzada, suficiente para realizar la fotosíntesis y generar así electricidad. Una que sería suficiente para alimentar los componentes electrónicos internos del coche. Claramente es un proyecto en una fase muy inicial que difícilmente llegue a comercializarse, aunque el debate propuesto por Goodyear es interesante. Sobre todo para reflexionar hasta qué punto los componentes del coche podrían optimizarse para reducir la huella de C02.

Uptis, el neumático sin aire que sí se comercializará

Pese a ser de momento un prototipo, Michelin y General Motors anunciaron a principios de junio que su neumático Uptis (‘Sistema Único de Neumáticos a Prueba de Pinchazos’) se comercializará a partir de 2024. Los neumáticos sin aire no son un proyecto irrealizable. Marcas como Toyota ya han dado avisos que están interesadas en esta tecnología y desde Michelin explican que se trata de una inversión de más de 40 millones de euros.

Uptis será un neumático probado en una flota de Chevrolet Bolt EV y sus características principales son que al eliminar el aire, también se elimina el riesgo de pinchazos. El objetivo es ofrecer una rueda que al final ofrezca una mejor durabilidad que los actuales. Un neumático fabricado en una resina insertada en fibra de carbono, reparable mediante impresión 3D y que no dispone de llantas.

Hankook y la rueda que se expande y contrae

Hankook

Hankook es otra de las empresas que nos ha presentado distintos proyectos de neumáticos para el futuro. En este caso estamos ante visiones bastante futuristas que servirían no solo para el coche, sino para otras soluciones de movilidad urbana. ‘Flexup‘ es un neumático pensado para actuar solo cuya principal característica es que podría expandirse y contraerse para adaptarse a la superficie. Imaginemos a la rueda subiendo escaleras con una forma y después alisarse cuando se mueve en plano.

No terminan ahí sus creaciones, ya que recientemente la marca ha presentado tres conceptos en los IF Design Award. El primero de ellos es el ‘Hexonic’, un neumático con sensores pensado para los coches autónomos. El segundo es el ‘Kinergy 4S 2’, una rueda más tradicional con un patrón en forma de V que se adapta tanto a condiciones de calor extremas como al invierno más nevado. El tercero de ellos es el ‘HLS-23’, un neumático a través del cual podremos recargar el coche.

Goodyear Aero

Aero

Goodyear es la marca más activa en vislumbrarnos con las posibilidades de los neumáticos y su último prototipo es probablemente el más alejado de los actuales. El Goodyear Aero es un prototipo de neumático pensado para coches voladores. Podría actuar como neumático tradicional pero dispondría de un rotor de inclinación capaz de absorber fuerzas, girar y ayudar a la elevación del vehículo. Las altas velocidades de la rueda se conseguirían con una fuerza magnética capaz de propulsar el vehículo sin fricción.

¿Qué sentido tiene un neumático así? Más cuando faltan tantos años para ver coches voladores, si es que algún día llegan a aparecer. La respuesta de la marca es que esto les ayuda a identificar posibles problemas relacionados con nuevos estilos de conducción.

Continental y sus neumáticos con presión variable

Continental

Otra marca de neumáticos como es Continental también se apuntó hace años a mostrarnos dos diseños específicos de ruedas que estaban planeando para un futuro. La primera de ellas fue ContiSense, un neumático «sensible» capaz de transferir información a través de su carcasa exterior gracias al uso de sensores instalados en la propia goma. Con un software propio desarrollado por la propia Continental, el objetivo era ver si reconocer el estado de la carretera o crear alertas en el momento en que un objeto extraño haya dañado la estructura.

El segundo de ellos es ContiAdapt, una rueda con microcompresores que ayudan a regular la presión del aire alojado en el interior. La idea es poder adaptarse a cuatro ajustes diferentes: suelo húmedo, zonas irregulares, terreno resbaladizo o normal.

Bridgestone Air

Bridgestone Aire

Bridgestone fue una de las primeras marcas en mostrar un concepto de neumático sin aire. En 2013 nos reveló los detalles de la segunda generación de su neumático ultraligero y sin cámara de aire pensado para bicicletas y vehículos ligeros. Al no necesitar inflarse, los neumáticos sin aire siempre se encuentran tensos. Adicionalmente, según Bridgestone también se reducen las emisiones de C02.

Ya existen ruedas sin aire, como las mousses de Enduro. El próximo paso es conseguir que la rueda esté integrada también en la propia llanta para conseguir un neumático con un menor peso, una mayor durabilidad y la ausencia de pinchazos. Una promesa que los fabricantes de ruedan llevan años mostrándonos y solo falta conocer cuándo estarán disponibles para comprar. Si es que algún día llegan a popularizarse.

También te recomendamos

Estas increíbles llantas futuristas saben el tipo de terreno que están pisando y se adaptan a él

Estos neumáticos para bici no necesitan aire y eso significa un adiós a los pinchazos

Olvídate de los pinchazos, los neumáticos que no necesitan aire se acercan


La noticia De metal, sin aire o esféricos: ocho prototipos de neumáticos que prometen solucionar los pinchazos en los coches del futuro fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *