Fibra ÓpticaTechnologyUnión Europea

Europa entrega 400 millones a España para desplegar fibra de 300 Mbps como mínimo

Publicado el

475

Desplegar fibra óptica es una de las prioridades de España y de sus operadoras. Gracias a ello, nuestro país se ha convertido en referencia mundial en esta materia y ya hemos superado los 10 millones de españoles con más de 100 Mbps de velocidad. Sin embargo, queda mucho trabajo por realizar y mucho camino por recorrer. La Agenda Digital Europea marca el 2020 como plazo máximo para garantizar 30 Mbps a toda la población. Para ello, se han puesto en marcha varios programas y ahora conocemos la entrega de 400 millones a España para desplegar fibra de 300 Mbps como mínimo por parte de Europa. Os damos todas las claves tras el salto.

La Comisión Europea ha aprobado la entrega de 400 millones de euros para el despliegue de redes de banda ancha de muy alta velocidad en España. La idea de estas ayudas es beneficiar a los consumidores y las empresas en zonas de España con una conectividad insuficiente. Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia explica lo siguiente:

“Los consumidores y las empresas españolas deben beneficiarse del todo el potencial que encierra el crecimiento digital, con independencia de dónde se encuentren. Esta medida abordará la brecha digital entre las zonas urbanas y rurales de España. Con esta decisión respaldamos una vez más el uso de fondos públicos para los servicios de internet de muy alta velocidad destinados a los hogares y las empresas en zonas donde la inversión privada es insuficiente”.

Fibra de 300 Mbps en zonas rurales y aisladas de España

Según las últimas cifras oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), 11,8 millones de españoles navegan por encima de 30 Mbps y de esos, 10.398.282 líneas están navegando a más de 100 Mbps. Las operadoras han fijado de forma masiva la velocidad mínima de la fibra óptica en 100 Mbps y eso se nota en este tipo de estadísticas.

Sin embargo, quedan muchos ciudadanos a los que llevar la fibra, especialmente en zonas que no compensa invertir. Aquí se deben buscar soluciones por parte de gobiernos y administraciones para estimular la inversión de las empresas privadas. Los 400 millones de euros servirán para desplegar fibra entre 2020 y 2022 para tener redes capaces de proporcionar velocidades de carga y descarga de 300 megabits por segundo (Mbps), ampliables a 1 gigabit por segundo (Gbps) a zonas específicas.

Las nuevas redes cubrirán zonas en las que no están presentes ni previstas en un futuro próximo redes de alta velocidad que ofrezcan velocidades de descarga de al menos 30 Mbps. En meno medida, también deben servir para cubrir zonas en las que ya está presente o prevista en un futuro próximo una red de alta velocidad, pero en las que no existe ni está prevista una red que permita una descarga de más de 100 Mbps.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > Europa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *