Technology

Francia congela su impuesto a las tecnológicas tras la réplica impositiva de EE.UU.

Publicado el

Francia y Estados Unidos se dan una tregua en la escalada de impuestos que graven los principales ejes comerciales, poniendo en pausa de momento una encaminada guerra comercial.

La noticia despeja las sombras de una posible guerra comercial entre ambas potencias. Llega tras la iniciativa francesa de aplicar, en solitario y sin esperar a la actuación conjunta por parte de la UE, tributos del 3% a las grandes tecnológicas. La respuesta de EE.UU., que ya había propuesto aranceles de hasta un 100% sobre importaciones multimillonarias de bienes procedentes de Francia, se pospone hasta nuevo aviso.

Así lo publica The Wall Street Journal, que apunta a una llamada de Emmanuel Macron a Donald Trump el pasado domingo buscando precisamente neutralizar los impuestos a las exportaciones galas. Durante este paréntesis bilateral, el WSJ apunta hacia la búsqueda un acuerdo más amplio sobre la tributación digital entre ambos países.

Francia, a la espera del peso de la Unión que incline la balanza

Impuesto a las grandes empresas en Francia
Ministerio de Economía de Francia

Estados Unidos consigue así, bajo el mandato de Trump, paralizar esta iniciativas regulatoria por parte de Francia. Esta se niega todavía a la retirada del impuesto que recauda desde su implantación el pasado verano.

Macron afirmaba el pasado lunes a través de Twitter que trabajarán «juntos en un buen acuerdo para evitar la escalada de aranceles». La reacción de Trump no se hizo esperar.

Parece que el ejecutivo francés tendrá que esperar a una respuesta conjunta con el resto de actores en la eurozona –que continúa en desarrollo junto a Estados Unidos– para seguir avanzando en materia fiscal en lo que respecta a las compañías del Big Tech, conocidas como GAFA –Google, Apple, Facebook y Amazon–. Respuesta que se demora más de lo que le gustaría al presidente galo, y ante la que se adelantó en solitario con una tasación del 3% para las tecnológicas con una facturación total superior a los 750 millones de euros que facturaran más de 25 millones de euros en el país.

De acuerdo al medio económico Bloomberg, Estados Unidos tiene en Europa a un socio comercial de mayor tamaño incluso que China, especialmente en los sectores financiero y automovilístico. Por tanto, una escalada impositiva al estilo de la vivida entre las dos mayores potencias del mundo, sería nefasta para la economía global.

España, por su parte, tiene en desarrollo su propia ‘tasa Google’, ante la cual Estados Unidos anunció que «no se quedará con los brazos cruzados».

👇 Más en Hipertextual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *