Technology

El mercado de fichajes de las plataformas de streaming cada vez se parece más al del fútbol: estos son sus «Cristiano Ronaldo»

Publicado el

La fiebre por los fichajes en las plataformas de streaming se desató en verano del año pasado, cuando los showrunners de ‘Juego de Tronos’, David Benioff y Dan Weiss, ficharon por Netflix por unos estimados 200 millones de dólares. Con ello interrumpían su exitoso curriculum con HBO, que se había visto empañado por la polémica que rodeó a ‘Confederate’, que solo hace unas semanas ha confirmado oficialmente su muerte. En cualquier caso, el trabajo (del que aún no se ha anunciado ningún proyecto) debe de tenerles ocupados: han llegado a renunciar también a arrancar una nueva trilogía de películas de ‘Star Wars’ a causa de su contrato con Netflix, y han partido peras con Disney de forma amistosa.

Desde este fichaje bomba, se han ido sucediendo una gran cantidad de idas y venidas en las distintas plataformas, hasta el punto de que los fichajes de primerísimos nombres de la industria se acercan más al exhibicionista mundo de los clubs de fútbol que al panorama del streaming, que hasta hace no demasiado enseñaba músculo con proyectos específicos, no con nombres propios de creadores. Revisamos cómo está ahora mismo el mercado plataforma a plataforma, y por qué innovadores con nombre y apellidos apuesta cada una.

Dan Weiss y David Benioff Dan Weiss y David Benioff

Antes de los cheques de Netflix

Aunque Netflix ha dado un volantazo en términos de cifras, el creciente status de estrellas de los creadores de contenido y showrunners se venía generando desde algo antes. Siempre ha habido grandes nombres (sobre todo en la televisión norteamericana) asociados a la facción creativa, pero fue con la entrada de la década pasada cuando gente como Shane Brennan, showrunner de ‘Navy: Investigación criminal’ o ‘NCIS: Los Angeles’, definieron el cargo de showrunner como se le entiende en la actualidad: una mezcla de jefe de guionistas y productor ejecutivo. Y con la escalada de sueldos que han llevado a la situación actual.

Antes de eso, la fórmula de los productores para ganar dinero no era a través de contratos-estrella, sino consiguiendo que las series aguantaran cien episodios o más en antena, lo que permitía que comenzaran las redifusiones en otros canales, lo que se conoce como sindicación. El dinero en series como ‘Friends’ o ‘Los Simpson’ venía después, no con notables contratos iniciales. Así lo describía Josh Schwartz, productor de ‘Gossip Girl’: «En la televisión lo importante solía ser el volumen, y de luchar para mantener el programa vivo lo suficiente como para llegar a esa cifra».

Pero con la llegada del estrellato de los showrunners empezaron a popularizarse desde principios de la década pasada los llamados overalls, acuerdos entre creadores y estudios en el que los segundos compran todas las ideas que generan los primeros bajo este contrato. Los proyectos no pueden pasar a otra compañía ni siquiera aunque finalmente no se lleven a puerto. Es una forma de las plataformas (y entonces aún canales) de asegurarse que los generadores de contenido les brindaban las mejores ideas. Como dijo Sam Esmail, creador de ‘Mr. Robot’ y ‘Homecoming’, «la economía del momento está revalorizando a los showrunners. Los overalls son una especie de prueba de ello».

Esmail, por ejemplo, firmó un overall en 2015 con Universal. Dave Andron, que empezó como guionista en ‘Justified’ para FX firmó en 2016 un overall con FX Prods del que acabó saliendo ‘Snowfall’. La misma compañía, detalla Variety, firmó overalls con varios de los guionistas más destacados de una de sus series más populares, ‘Atlanta’, como Donald Glover, Stephen Glover, Stefani Robinson o Hiro Murai. Era una manera de asegurarse de retener el talento creativo cuando aún productoras y público no lo percibían en televisión de forma tan clara como en el cine.

Sxsw 2016 Mr Robot Panel 25647949582 Sam Esmail (en el centro, con gafas) en un panel de ‘Mr. Robot’

Más nombres propios: Amy Sherman-Palladino y su compañero habitual, Dan Palladino, firmaron un overall con Amazon Prime Video del que salió uno de los busques insignia de la plataforma, ‘La maravillosa Sra. Maisel’. Previamente, Sherman-Palladino se había convertido en uno de los nombres propios más significativos de la ficción televisiva USA cuando eso aún no se estilaba más allá del nombre del productor, con ‘Las chicas Gilmore’ a principios de siglo.

Cómo Netflix dio un golpe en la mesa

Es muy complicado determinar si a Netflix le van bien las cosas o no. El oscurantismo que rodea a algunas de sus cifras, especialmente en lo relativo a audiencias, hace difícil categorizar sus éxitos y fracasos. Se estima que en 2020 invertirán 17.000 millones de dólares en contenido, más que nunca antes. ¿Es suficiente? El año pasado, por primera vez en 8 años, perdía suscriptores, y la culpa la tiene un contenido que comparativamente se percibe de menor calidad que sus competidores, que han forjado con fortuna, en casos como el de HBO, una imagen de prestigio.

netflix

El tercer trimestre lo saldó algo más holgadamente: 158 millones de suscriptores, más de 5.000 dólares de beneficio, incremento del 31% de cifras de negocio. Las cifras del cuarto trimestre, primeras en las que ha tenido que confrontar la llegada de un competidor tan poderoso como Disney+, son definitorias del estado actual de la cuestión: 8,8 millones de nuevos suscriptores de pago, duplicó beneficios, pero el margen operativo bajó en el cuarto trimestre del 7,5% al 5,2% debido a la gran cantidad de nuevos títulos que ha tenido que estrenar (entre ellos la superproducción ‘The Witcher’) para mantener el liderazgo.

Netflix sabe desde hace años que potenciar contenidos «de autor» es esencial para competir en términos de prestigio con HBO

Antes de eso -quizás preveyéndolo- ha entrado en el mercado de los fichajes con unos cuantos nombres que se suman a los de Benioff y Weiss, también ampliando el campo al mundo cinematográfico. Netflix sabe que los grandes nombres con fama autoral otorgan prestigio, y ya desde los tiempos de ‘House of Cards’ o ‘Orange is the New Black’ (ambas arrancaron en 2013, una eternidad en estos términos) supieron que potenciar este tipo de contenidos «de autor» era esencial para competir en términos de prestigio con HBO y el resto de las plataformas.

Uno de los últimos en entrar en la escudería Netflix con esto en perspectiva ha sido Bill Prady, este mismo 2020. Prady es co-creador de ‘The Big Bang Theory’, entre muchos otros programas de éxito como ‘Matrimonio con hijos’, ‘Sigue soñando’, ‘Star Trek: Voyager’, ‘Dharma & Greg’, ‘Dos hombres y medio’ o ‘Las chicas Gilmore’. Ha sido por una cantidad indeterminada pero es solo el último nombre propio de un cambio en la situación cuyos orígenes podemos cifrar en torno a 2017.

Fue en aquel año cuando Netflix anunció que Shonda Rhimes entraba a formar parte de su escudería, con una exclusiva multi-anual que entonces se estimó en cuatro años y por valor de cien millones de dólares. Rhimes es la creadora de ‘Anatomía de Grey’, una de las series de ficción más longevas de la historia de la televisión. Su trato tenía mucho de simbólico: Rhimes representaba como pocas el stablishment de la creación televisiva, y Netflix era una recién llegada a la competencia.

ryan murphy Ryan Murphy

A principios de 2018, fue el turno de Ryan Murphy, poco menos que el actual Rey Midas de las ficciones televisivas: en su carrera destacan ‘Nip/Tuck’, ‘Glee’, ‘American Horror Story’, ‘American Crime Story’, ‘Feud’ o ‘Pose’. Su trato con Netflix solo ha comenzado a fructificar hace unos pocos meses, con ‘The Politician’. Le seguirán en mayo ‘Hollywood’ -sobre los años dorados de Tilsetown- y en septiembre ‘Ratched’ -spin-off de ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’-. Con un valor de 300 millones de dólares, batió el record del contrato más caro de este tipo de la historia del medio.

Ese mismo año, Netflix contrató a Kenya Barris, creador de ‘Black-Ish’, que producirá ‘Black Excellence’ de estreno en una fecha indeterminada de 2020. Y en 2019, además del contrato con Benioff y Weiss, y aunque no se trate de un nombre propio, pero da buena fe de la estrategia de Netflix, la compañía llegó a un acuerdo con Nickelodeon para adaptar varios de sus personajes animados, en lo que se percibió como una respuesta al anuncio de Disney del lanzamiento de su plataforma Disney+.

Bright Netflix ‘Bright’

Paralelamente a estos grandes contratos, Netflix iba anunciando fichajes de actores y creadores que, en muchos casos, nunca habían hecho películas fuera del cine (o hacía décadas que no lo hacían). Uno de los primeros golpes en la mesa fue el contrato con Will Smith por 20 millones de dólares para rodar ‘Bright’, un intento poco afortunado de Netflix de montar una franquicia de cine comercial al uso… pero en su plataforma. Pese a las críticas (aún con todo, tendré secuela, por la que Smith cobrará casi el doble), Netflix lo ha seguido intentando con películas como la reciente ‘6 en la sombra’, dirigida por Michael Bay, protagonizada por Ryan Reynolds y claramente también con vocación de generar secuelas.

Aunque sin duda el más mediático de todos esos contratos fue el de Netflix con Adam Sandler. En 2014 lo fichó para cuatro películas por 250 millones de dólares, y lo renovó por otras cuatro en 2017. De momento lleva estrenadas cinco, que arrancaron en 2015 con ‘The Ridiculous 6’ y llegan hasta ‘Criminales en el mar’, del año pasado. Muy posiblemente, y con la nueva política de Netflix de competir con las majors del cine en sus mismos términos como demuestran películas como ‘El irlandés’, ‘Roma’ o ‘6 en la sombra’, a todos los efectos producciones de cine estrenadas en la pequeña pantalla, seguro que veremos desfilar por la plataforma nombres propios que antes solo se prodigaban en las producciones de Hollywood.

Amazon Prime Video

Al ser una compañía más joven, Amazon ha empezado algo más tarde en esta carrera de cheques abultados en busca de talento, pero no debemos olvidar la envergadura de quien está detrás dándoles fondos. La llegada de Jennifer Salke en marzo de 2018 a la compañía como jefa de contenido, después de siete años en NBC, ha desatado una lluvia de fichajes, entre los que destacan Jordan Peele, director de ‘Déjame salir’, que ha producido ‘Hunters’ de inminente estreno este mismo febrero, acerca de un grupo de cazadores de nazis en la Nueva York de los setenta con Al Pacino al frente.

Otros de los fichajes recientes que ha hecho Salke han sido Lena Waithe (‘Master of None’), Nicole Kidman (la oficina de su productora tiene un espacio en el campus de Amazon en formato bungalow), Barry Jenkins (oscarizado por ‘Moonlight’) y la muy activa Phoebe Waller-Bridge. La actriz y guionista, después de arrasar en los Emmy con Fleabag, firmó hace unos meses un contrato de exclusividad con Amazon Studios que levantó cierto revuelo en Reino Unido, pais de origen de la autora, por unas polémicas declaraciones de un ejecutivo de Channel 4 advitiendo de la concentración de talento en unas pocas manos.

Phoebe Waller-Bridge

Amazon tiene una consideración especial dentro de los servicios de streaming, ya que muchos clientes la consideran un mero extra que viene incluido con su suscripción a Amazon Prime para obtener descuentos o envíos gratis. Sin embargo, sus logros no son pequeños: ‘Manchester frente al mar’ fue la primera película procedente de una plataforma de streaming en llevarse un Oscar, concretamente al Mejor Actor para Casey Affleck. Una distinción en la que adelantó a Netflix, compañía que sigue luchando por obtener más de estos galardones con todo su presupuesto.

Tras dejar atrás un año en el que la plataforma ha estrenado series tan celebradas como ‘The Boys’ (sumados a las nuevas temporadas de ‘El hombre en el castillo’ o ‘La maravillosa Sra. Maisel’), que le han permitido codearse en términos de calidad con HBO, Amazon afronta mayores ambiciones. ‘El señor de los anillos’, su respuesta a ‘Juego de Tronos’, cuenta con nombres como JD Payne y Patrick McKay, dúo que previamente trabajaron en los guiones de ‘Godzilla vs Kong’ y ‘Star Trek: Más allá’, sin acreditar. Los primeros episodios los dirigira el español J.A. Bayona (‘Jurassic World: El reino caído’).

Lisa Joy y Jonathan Nolan Lisa Joy y Jonathan Nolan

Aunque si de imitar a HBO se trata con grandes producciones,es inevitable mencionar uno de los grandes «robos» de estrellas del año pasado: Lisa Joy y Jonathan Nolan, creadores de ‘Westworld’ para HBO, firmaron en abril un contrato por cinco años con Amazon que les permitirá desarrollar series con ellos. Su productora Kilter Films se ha puesto ya a adaptar ‘The Peripheral’, basada en una novela de ciencia-ficción y misterio del creador del cyberpunk, William Gibson.

Warner y HBO Max

La gran baza de HBO Max, el proyecto de plataforma de streaming que arrancará en Estados Unidos a principios de este año y que no se espera en Europa hasta 2021 tiene como mayor baza su impresionante catálogo: 31 series originales el primer año, que se incrementarán a 50 en 2021, con títulos tan notorios como ‘Friends’, ‘The Big Bang Theory’, ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’ y franquicias como ‘Matrix’, el Universo DC, ‘El Señor de los Anillos’… eso no quita, sin embargo, para que también haya una apuesta abierta por el talento creativo.

Star Trek Beyond Japan Premiere Red Carpet J J Abrams 32158070505 JJ Abrams

El nombre que destaca es J.J. Abrams, en un contrato que se calcula que rondó en torno a los 275 millones de dólares. El contrato le vincula a futuros proyectos de HBO Max pero, a diferencia de otros grandes nombres, no exige exclusividad, y Abrams puede seguir desarrollando proyectos en otros sitios. Bad Robot, la productora que Abrams codirige con su mujer, Katie McGrath, ya hace series para Warner Bros, como ‘Castle Rock’ en Hulu. Según Los Angeles Times, Abrams se habría decidido por esta opción después de coquetear con compañías como Disney por la amplitud de los tentáculos de WB, que se extienden a CNN y Cartoon Network, lo que permite a Bad Robot producir material para parques de atracciones y videojuegos.

Hay más nombres propios en el futuro de Warner. Greg Berlanti, productor ejecutivo del Arrowverso, por ejemplo, no es exactamente un «fichaje», pero renovó su contrato con Warner hasta 2024, por una cantidad que se cifra en 400 millones de dólares. Más sorprendente es el nombre de Kaley Coco, una de las protagonistas de ‘The Big Bang Theory’, y que también ha sido contratada para producir (con la ayuda de Berlanti) y protagonizar ‘The Flight Attendant’ en HBO Max, donde da vida a una azafata que se despierta en una habitación de hotel de Dubai con resaca y un cadáver al lado.

Disney+

Al estilo de Warner, la fuerza de Disney+ no reside en nombres de estrellas, sino en la fuerza de su catálogo, abanderado por la animación de la propia Disney y Pixar, las franquicias 0Star Wars0 y Marvel y la marca National Geograohic. Y muchas de ellas vienen con sus estrellas asociadas, como Paul Bettany y Elizabeth Olsen en ‘Wandavision’ o Jon Favreau como creador de ‘The Mandalorian’, pero no pueden considerarse propiamente «fichajes», ya que trabajaban previamente para la casa.

Lo que tenemos también son algunos creadores que previamente trabajaban en Fox Television y que han renovado sus contratos para seguir en Disney+. Por ejemplo, Dan Fogelman, creador de ‘This Is Us’, en un trato estimado en 125 millones de dólares, desarrollará series para la nueva plataforma de Disney. Algo similar sucede con Jason Ensler, uno de los productores de la serie de ‘El exorcista’, que creará para Disney+ una serie basada en la película ‘Con amor, Simon’

Apple TV+

Apple tv Apple tv

Cuando Apple presentó su plataforma de streaming Apple TV+, los grandes nombres de la industria del cine y la televisión centraron la atención mediático. Aunque de momento pocos han dado su fruto en un proyecto al que le está costando arrancar, la lista inicial era impresionante: Steven Spielberg, Oprah Winfrey, J.J. Abrams, Jennifer Aniston, Steve Carrell, Jason Momoa, Reese Witherspoon o M. Night Shyamalan, aunque ninguno vinculado de forma exclusiva, sino asociados a lanzamientos específicos. Unas semana más tarde, Alfonso Cuarón se sumó a la lista.

Más llamativo fue, sin embargo, el fichaje de Richard Plepler, aunque fuera para una tarea detrás de las cámaras. Plepler fue CEO de HBO, y tras su reinado se encuentra el éxito de series como ‘Juego de Tronos’, pero cuando AT&T compró WarnerMedia abandonó el puesto, y fundó su propia productora, Eden Productions. A través de ella generará contenido para Apple TV+, aunque aún no se ha desvelado ningún título.


La noticia El mercado de fichajes de las plataformas de streaming cada vez se parece más al del fútbol: estos son sus «Cristiano Ronaldo» fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *