Technology

Estos científicos han detectado por primera vez oxígeno molecular en una galaxia diferente a la nuestra

Publicado el

Estos científicos han detectado por primera vez oxígeno molecular en una galaxia diferente a la nuestra

En un nuevo hito de la ciencia, unos astrónomos han podido detectar fuera de la Vía Láctea oxígeno molecular en otra galaxia. Es la primera vez que se encuentra este importante elemento en tales condiciones, es decir, en la misma forma que tiene en la Tierra como molécula compuesta por dos átomos de oxígeno, como O2. Pero hay un detalle, está a 581 millones… de años luz de nosotros.


El oxígeno es uno de los elementos más comunes que podemos encontrar y aquí en la Tierra es común verlo en forma de molécula O2 compuesta por dos átomos del elemento. Es la forma en la que los humanos y otros seres vivos lo utilizamos para respirar y por lo tanto vivir. Sin embargo, fuera de la Tierra, hemos necesitado décadas de búsqueda para encontrarlo en tal estructura.

Un equipo dirigido por Junzhi Wang del Observatorio Astronómico de Shanghái, ha descubierto recientemente oxígeno molecular en una galaxia llamada Markarian 231, a pesar de que se encuentre a 581 millones de años luz de la Vía Láctea, lo cierto es que está relativamente cerca de nosotros.

02 más allá de la atmósfera terrestre

Según describen en un estudio reciente en The Astrophysical Journal, los investigadores detectaron el oxígeno molecular con observatorios de radio terrestres como el IRAM de España y el NOEMA de Francia. Gracias a ellos encontraron emisión molecular de oxígeno «en una galaxia externa por primera vez».

IRAM Observatorio IRAM en España, uno de los utilizados para detectar el oxígeno molecular. Vía Juan Fernández.

Este descubrimiento es especialmente relevante porque se ha hecho con los telescopios terrestres. Es decir, generalmente es difícil conseguirlo desde la Tierra ya que la atmósfera absorbe parte de las longitudes de onda que detectan el oxígeno. En este caso los investigadores explican que lo consiguieron en parte porque la luz de Markarian 231 es roja y por lo tanto la longitud de ondas es más larga a medida que se desplaza por el espacio. La atmósfera terrestre no filtra tan bien estas ondas, por lo que fue posible detectarlas más fácil que las de un objeto más cercano a la Tierra.

Markarian 231 es el cuásar más cercano que conocemos, fue descubierto en 1969 y ha sido objeto de estudio por parte de los astrónomos desde entonces. Un cuásar se caracteriza por ser un astro muy cargado de energía y que generalmente se encuentran en los centros de las galaxias siendo uno de los objetos más radiantes del Universo.

Previamente se había encontrado oxígeno molecular dentro de la Vía Láctea gracias a telescopios espaciales que evitan el filtro de la atmósfera. Se sabe que hay presencia de oxígeno molecular dentro la Nebulosa de Orión y en la nube de Rho Ophiuchi. A pesar de seguir en nuestra galaxia, siguen estando realmente lejos de nosotros, a 1.334 y 350 años luz respectivamente.

En el caso de que podamos llegar a uno de estos lugares, ¿significa que podríamos respirar como en la Tierra? Lamentablemente no. Si bien se ha detectado oxígeno en forma de O2 como en la Tierra, hay que tener en cuenta la existencia de otros elementos y gases como el nitrógeno, el dióxido de carbono o el metano que puede darse en estos lugares. No solamente deben ser los mismo componentes que en la atmósfera terrestre, sino que se deben encontrar en cantidades similares para poder respirar.

A pesar de todo, esta primera detección de oxígeno molecular fuera de la Vía Láctea es trascendental para la investigación del Universo. Puede ayudar a los astrónomos a entender el papel que tiene el oxígeno en la evolución de los planetas, las estrellas y la propia vida.

Vía | SlashGear
Más información | The Astrophysical Journal
Imagen | Juan Fernández


La noticia Estos científicos han detectado por primera vez oxígeno molecular en una galaxia diferente a la nuestra fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *