Technology

Xiaomi Mi 10 Pro, primeras impresiones: cuando el precio se cae de la ecuación calidad-precio

Publicado el

Xiaomi Mi 10 Pro, primeras impresiones: cuando el precio se cae de la ecuación calidad-precio

Hace varias semanas, Xiaomi anunció sus nuevos Xiaomi Mi 10 y Mi 10 Pro, el nuevo dúo de smartphones que forman su gama alta. No fue hasta hace unos días que la marca confirmó la llegada a España de su nueva serie y dio la sorpresa con los precios, sobre todo con el del Xiaomi Mi 10 Pro que cuesta la friolera de 999 euros.

Además del precio más alto, el Xiaomi Mi 10 Pro también tiene la hoja técnica más avanzada del catálogo de Xiaomi. Pantalla AMOLED de gran formato, Snapdragon 865, cámara cuádruple con sensor de 108 megapíxeles o la conectividad 5G son algunos de sus argumentos para destacar. En Xataka ya hemos podido probarlo y os contamos nuestras primeras impresiones.


Xiaomi Mi 10 Pro, especificaciones técnicas

DIMENSIONES Y PESO

165,5 x 74,8 x 8,96 mm

208 g

PANTALLA

AMOLED 6,67 pulgadas

FullHD+ 2.340 x 1.080

Tasa de refresco 90Hz

Corning Gorilla Glass 5

PROCESADOR

Snapdragon 865

GPU Adreno 650

RAM

8 GB LPDDR5

ALMACENAMIENTO

256 GB UFS 3.0

CÁMARAS TRASERAS

  • Sensor principal: 108 MP, 1/1,33″, f/1.69, OIS
  • Teleobjetivo: 8 MP, f/2.0, zoom híbrido 10x
  • Ultra angular: 20 MP. f/2.2
  • Lente para retratos: 12 MP, zoom óptico 2x. f/2.0
  • Vídeo: 8K @30fps, 4K @30/60fps, FullHD @30/60fps, HD @30fps, cámara lenta hasta 960fps

CÁMARA FRONTAL

20 MP, vídeo FullHD @30fps y HD @30/120fps

SOFTWARE

Android 10 + MIUI 11

SEGURIDAD

Lector de huellas en pantalla

Reconocimiento facial

CONECTIVIDAD

5G, WiFi 802.11a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.1, WiFi Direct, GPS, USB-C

BATERÍA

4.500 mAh

Carga rápida 65W

PRECIO

999 euros

Muy grande, más resbaladizo

Xiaomi Mi 10 Pro

El primer contacto con el diseño del Xiaomi Mi 10 Pro es muy bueno en lo referente a construcción. El móvil se siente sólido en mano y los acabados son excelentes. Lo que más llama la atención es la trasera mate, un cambio con respecto al habitual acabado brillante, pero no juega en favor de la comodidad ya que hace que el móvil sea muy resbaladizo.

La trasera mate le sienta muy bien y no atrae tanto las huellas, pero resbala mucho y el tamaño no ayuda.

Pero el acabado no es el culpable de que el móvil resbale (al menos, no el único), el tamaño también influye, y es que el Mi 10 Pro es un móvil muy grande. El trabajo de compactación es muy bueno. Solo tenemos un marco un poco más ancho en la parte inferior y el agujero en pantalla potencia más el efecto ‘sin marcos’, pero aún así estamos hablando de una pantalla de 6,67 pulgadas. Con 208 gramos, tampoco podemos decir que sea un móvil ligero, pero tampoco se siente excesivamente pesado, siempre teniendo en cuenta el tamaño.

Xiaomi Mi 10 Pro

Volviendo a la trasera, el acabado mate es muy agradable tanto al tacto como a la vista. Por si os lo estáis preguntando: sí, las huellas se notan, pero muchísimo menos que en traseras brillantes y resulta más fácil de limpiar. Xiaomi sigue apostando por el módulo de cámaras en vertical, alineado con la esquina superior derecha, y que en este caso sobresale bastante. El móvil se tambalea mucho si tocamos la pantalla mientras lo tenemos apoyado en una mesa. El paquete de venta incluye una funda protectora con la que podría solucionarse el problema, pero no venía incluida en nuestra unidad de review.

Otro detalle que puede resultar algo incómodo en ciertos momentos es la curvatura lateral del panel. No es muy exagerada como en otros terminales, pero lo justo para que sea un poco engorroso a la hora de, por ejemplo, hacer el gesto de volver. No he detectado toques accidentales, pero aquí hay que destacar que Xiaomi permite configurar el tamaño del área lateral donde se producen dichos toques.

Xiaomi Mi 10 Pro El módulo de cámara sobresale bastante.

Hablando de pantalla, tenemos un panel AMOLED de 6,67 pulgadas y resolución FullHD+, nada de QHD. La experiencia con la pantalla es muy satisfactoria en términos de nitidez y personalmente no echo en falta más resolución. La calibración es algo fría en el modo automático (que se supone que cambia los tonos según la luz, aunque yo no lo he detectado) pero la podemos ajustar para un tono más neutro. También cumple en términos de brillo, aunque aquí entre el confinamiento y que está nublado no he podido ponerla a prueba en ambientes de luz más compleja.

Los 90Hz se notan, pero no es una mejora que te vaya a cambiar la vida, además queda ver como impactará en la batería.

Sobre la tasa de refresco de 90Hz, la pantalla se siente muy fluida en juegos o cuando hacemos movimientos rápidos como scroll. No es una mejora que te vaya a cambiar la vida y con 60Hz la experiencia es buena, pero se nota. Eso sí, queda por ver como impacta en la autonomía para así decidir si mantenerlo activo o desactivarlo.

Para cerrar este apartado, mencionar que la experiencia con el sonido es bastante buena. Tenemos un altavoz en la parte inferior y otro en el frontal, justo donde el auricular, no tan potente. El volumen máximo es bastante alto y, aunque suena mejor si lo dejamos en un 75% (como casi siempre), no distorsiona en exceso. Ah, y no tenemos minijack ni auriculares en la caja.

Un motor para volar

Xiaomi Mi 10 Pro

Las sensaciones en cuanto a la potencia en esta primera toma de contacto no podrían ser mejores. Tampoco es de extrañar ya que, recordemos, contamos con un Snapdragon 865. Aquí hay un matiz y es que mientras muchos competidores están apostando por versiones de 12 y 16 GB de RAM, Xiaomi es conservadora y nos deja con 8 GB de RAM. Pero aunque pueda parecer una desventaja, en la práctica no he encontrado pegas y el Mi 10 Pro ni se inmuta cuando estamos manejando varios procesos a la vez.

Mientras muchos competidores están apostando por versiones de 12 y 16 GB de RAM, Xiaomi es conservadora y nos deja con 8 GB de RAM, pero rinden de maravilla.

Con juegos muy exigentes como PUBG Mobile no he experimentado lag ni tirones pese a haber configurado los gráficos en calidad ‘Ultra’. Tampoco he notado un aumento de temperatura exagerado al pasar un buen rato jugando o haciendo fotos. De hecho, aunque se nota que está un poco más caliente, se disipa muy bien y no hay ninguna zona donde se concentre más calor.

Xiaomi Mi 10 Pro

En cuanto al software, el Mi 10 Pro viene con Android 10 y MIUI en la versión 11. La capa de Xiaomi es una vieja conocida del mundo Android y una de las capaz que más personalización y funciones extra nos ofrece. Tenemos apps propias como Temas, Limpiador o Game Turbo, pensada para sacar el máximo partido en juegos. También viene con algo de bloatware como las apps de Amazon, eBay o Facebook, pero se pueden desinstalar sin problema. A pesar de la fuerte personalización, MIUI es una capa sólida y con un funcionamiento muy intuitivo. Lo único que personalmente echo muy en falta es la posibilidad de activar el cajón de aplicaciones, una función que muchos competidores chinos como Huawei ya implementaron hace tiempo y aquí se hace de rogar.

Siguiendo con el hardware, la batería que integra tiene una capacidad de 4.500 mAh y permite la carga rápida de 65W. En el análisis completo hablaré en más detalle sobre el rendimiento de la batería, comparando también si cambia la duración usando el refresco de pantalla a 90Hz. De lo que sí puedo hablar es de los sistemas de seguridad que integra: un lector de huellas bajo la pantalla y desbloqueo facial 2D. Sobre el lector de huellas tengo que decir que el proceso de registro de la huella es algo más lento que en otros terminales, y lo mismo pasa con el desbloqueo. A menudo tarda unos instantes en llevarnos a la pantalla de inicio y la animación de desbloqueo presenta cierto lag. No es mucho, pero ahí está. El desbloqueo facial funciona muy rápido y ayuda a complementar el lector para evitar estos problemas, pero es 2D por lo que no es tan seguro.

Cuatro ojos en busca de versatilidad

Xiaomi Mi 10 Pro

La propuesta fotográfica del Mi 10 Pro recuerda bastante a la del Mi Note 10 (vaya lío de nombres, sí). Tenemos un sensor principal de 108 megapíxeles, acompañado por un teleobjetivo, un ultra angular y una lente para retratos. La diferencia es que aquí no hay lente macro específica, aunque sí conservamos el modo macro accesible desde el selector de zoom. Y hablando de zoom, veamos qué abanico nos ofrece.

Xiaomi Mi 10 Pro 12 0,6x
Xiaomi Mi 10 Pro 13 1x
Xiaomi Mi 10 Pro 14 2x
Xiaomi Mi 10 Pro 15 5x
Xiaomi Mi 10 Pro 16 10x
Xiaomi Mi 10 Pro 17 50x

El Mi 10 Pro nos ofrece un rango focal que va desde el ultra angular (0,6 aumentos) hasta los 50 aumentos. Los matices son muchos, como que el zoom óptico de la lente retrato es de 2 aumentos, mientras que tenemos un teleobjetivo con 10x de zoom híbrido. En el análisis veremos qué significa todo esto a fondo, pero a priori ya vemos que ese zoom híbrido es más digital que otra cosa. De hecho, Xiaomi nos ha confirmado que el zoom óptico del teleobjetivo es de 3,8 aumentos.

Xiaomi Mi 10 Pro

Una de las opciones que nos da el Mi 10 Pro es aprovechar toda la resolución que nos ofrece el sensor principal. En la imagen sobre estas líneas vemos un recorte al 100% junto con la misma foto tomada en el modo de 12 megapíxeles para comparar su tamaño. Es un modo de disparo específico que no nos permite hacer zoom más allá del 2x (tampoco funciona con angular), ni tampoco usarlo en combinación con modo retrato o nocturno. Resulta interesante ya que al darnos un archivo tan grande, nos permite aplicar un recorte y seguir teniendo una imagen grande. Algo así como hacer zoom después de hacer la foto y no en el momento.

Xiaomi Mi 10 Pro 20 Sin HDR vs con HDR

Con respecto al HDR, como siempre, Xiaomi nos da la opción de dejarlo en automático, activarlo siempre o dejarlo desactivado. En este caso lo forcé para ver la diferencia y el trabajo de rango dinámico mejora bastante; consigue levantar las sombras del primer plano sin quemar el cielo. Conviene mantenerlo en automático.

Xiaomi Mi 10 Pro

Xiaomi incluye una lente específica para retratos que ofrece dos aumentos de zoom óptico. El modo retrato nos da la opción de editar la cantidad de desenfoque tanto antes como después de la toma, por lo que es posible ajustarlo para que quede lo más natural posible.

Xiaomi Mi 10 Pro

Por último, aunque no tenemos lente macro dedicada, Xiaomi mantiene este modo de disparo en las opciones de zoom (a la izquierda del angular). Nos deja acercarnos a unos pocos centímetros y nos da fotos bastante nítidas, aunque el rango dinámico y la reproducción de los colores sufre bastante. Tiene explicación y es que la lente encargada de tomar las imágenes macro es la angular.

Una apuesta fuerte en todo, menos en el precio

Xiaomi Mi 10 Pro

El meme de que Xiaomi tiene los mejores móviles en relación calidad-precio es cierto si hablamos de gamas medias o de entrada, en gama alta la cosa ha cambiado muchísimo. El Xiaomi Mi 10 Pro es el primero de la firma que llega a la barrera de los 1.000 euros, situándose al mismo nivel que los gama alta de las marcas «tradicionales», la pregunta es si vale esos 1.000 euros o no.

¿Qué ha cambiado? ¿Es el 5G argumento suficiente para cobrarnos 999 euros?

En el análisis podremos responder a esta pregunta con todos los argumentos, pero en esta primera sensación, aunque buena, no dista mucho de la que tuvimos con anteriores generaciones. ¿Qué ha cambiado? ¿Es el 5G argumento suficiente para cobrarnos 999 euros?

El Mi 10 Pro transmite calidad en el diseño, lleva lo último de Qualcomm, una cámara muy versátil y su pantalla nos da una buena experiencia, pero lo más atractivo de la serie Mi era que ofrecía mucho por muy poco y esa parte se ha perdido por el camino.


La noticia Xiaomi Mi 10 Pro, primeras impresiones: cuando el precio se cae de la ecuación calidad-precio fue publicada originalmente en Xataka por Amparo Babiloni .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *