Donald TrumpEconomía y EmpresasFacebookMark ZuckerbergTechnology

Mark Zuckerberg defiende ante sus empleados la decisión de no censurar a Donald Trump

Publicado el

Mark Zuckerberg defendió la decisión de no eliminar de Facebook las entradas publicadas por Donald Trump. El fundador de la empresa llevó a cabo una sesión de preguntas y respuestas con empleados en la cual justificó la postura de Facebook de no censurar al mandatario.

De acuerdo con un reporte del New York Times, Zuckerberg dijo que las políticas en torno a la libertad de expresión muestran que lo correcto es dejar las cosas como están. El ejecutivo aseguró que sabía que la decisión iba a molestar a mucha gente de la empresa, y que recibirían muchas críticas de la prensa.

A pesar de eso, Zuckerberg supo que «una revisión de sus políticas respaldaba su decisión» y dejó de lado su opinión personal. La charla con empleados se da luego de múltiples protestas por permitir los mensajes de odio de Donald Trump. Mientras Zuck se escuda en la libertad de expresión para dar entrada a todo tipo de contenido, muchos trabajadores realizaron «manifestaciones virtuales».

La decisión de Facebook de no intervenir en las publicaciones de Trump fue obvia desde el inicio de la pugna entre el presidente y Twitter. Tras ocultar un tuit por glorificar la violencia y etiquetar dos más por ofrecer información falsa, Twitter fue blanco de críticas de Zuckerberg. En una entrevista con Fox News, el directivo de Facebook dijo que las redes sociales no pueden fungir como «árbitros de la verdad».

Facebook justifica los mensajes de odio de Donald Trump

La lógica de Zuckerberg es que los usuarios «necesitan saber» cuando el gobierno contempla hacer uso de la fuerza, algo que Trump ha abordado en múltiples ocasiones durante los últimos días. La respuesta de Facebook no sorprende a nadie, puesto que fue la misma plataforma quien facilitó la distribución de contenido falso durante la campaña presidencial del presidente en 2016.

El CEO de Facebook dice que «son decisiones difíciles» y que el contenido que dejan publicado le parece «profundamente ofensivo». Zuckerberg aseguró hace unos días no estar de acuerdo con la forma en que el presidente se expresa, aunque es necesario que las personas vean por ellas mismas el contenido.

Grupos de derechos civiles se reunieron con Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg el lunes por la noche y declararon que es confuso que Facebook no endurezca su postura sobre las publicaciones de Trump. El presidente estadounidense ha replicado el contenido de sus tuits directamente a Facebook, acusando de vándalos y anarquistas a quienes protestan pacíficamente en múltiples estados del país.

La decisión de mantener las declaraciones de Trump obligó a muchos trabajadores a realizar una huelga virtual el lunes. Los empleados manifestaron su descontento en sus perfiles de Facebook, Twitter y LinkedIn. Algunos anunciaron que renunciarían a la empresa acusando que terminará en el lado equivocado de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *